ALCALDÍA LOCAL DE SAN CRISTOBAL Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

Usted está aquí

La desnutrición crónica, un mal silencioso

Por: webmasterlocal
Publicado el: Agosto 2019

Los primeros 1.000 días de vida de un bebé inician desde el embarazo hasta que cumple dos años de edad. La nutrición da los insumos para que el cerebro y el desarrollo del bebé sean los mejores. Pero a causa de condiciones, como la desnutrición crónica, los niños y niñas no logran alcanzar todo su potencial.

La desnutrición crónica es el estado en el cual niños y niñas tienen una estatura o talla menor a la esperada para su edad. En ocasiones se cree que un niño rozagante con el peso adecuado para su edad no tiene problemas de nutrición.

Pero es importante revisar al detalle si la mujer en embarazo tiene los cuidados adecuados y una nutrición ideal, si el bebé ha sido alimentado exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses, si inicia la alimentación complementaria a los seis meses de edad con texturas y porciones de los alimentos adecuadas y si se está promoviendo el desarrollo infantil con espacios en familia y tiempos de juego y sueño.
Este tipo de desnutrición es causada por la falta de acceso a alimentos con alto valor nutricional, condiciones sanitarias inadecuadas, períodos intergenésicos cortos (tiempo entre el nacimiento de un hijo hasta el embarazo siguiente), bajo nivel educativo del cuidador y prácticas de salud deficientes.

Esta condición se manifiesta durante los primeros cinco años de vida y perjudica el desarrollo físico, cognitivo y emocional de los niños. Algunas de las consecuencias son:
Los niños pueden:

  • Ser susceptibles a enfermedad diarreica aguda e insuficiencia respiratoria.

  • Disminuir su rendimiento escolar.

  • Abandonar su educación.

En la etapa adulta se puede presentar:

  • Baja productividad laboral

  • Disminución del ingreso salarial

  • Reducción de hasta un 3% del PIB de un país.

    ¿Cómo prevenirla?

  • Brinda sólo leche materna durante los primeros 6 meses de vida.

  • Al cumplir los 6 meses, se debe iniciar la alimentación complementaria y seguir amamantando hasta los 2 años o más.

  • Solicita al médico la suplementación con micronutrientes a gestantes, niñas y niños menores de dos años, es fundamental para su salud y crecimiento.

  • Asiste a las citas de crecimiento y desarrollo para identificar que la estatura (talla) del niño (a) corresponda a su peso y edad.

  • Antes de los 2 años de vida no adiciones sal, azúcar, miel ni condimentos a las preparaciones.

  • Prefiere la alimentación natural.

  • Prioriza el consumo de huevo, vísceras, queso, carnes, frutas, verduras, sobre los demás alimentos.

  • Varía la textura y las porciones de los alimentos según la edad del niño o niña.

  • La promoción del desarrollo infantil ayuda a mejorar el estado nutricional de los niños y las niñas.

  • Por ello comparte en familia, juega con los niños, mantén buenos hábitos de higiene y demuestra afecto.


 

¿Cuál es la situación actual y qué se está haciendo?

 

En Colombia, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN) 2015, la desnutrición crónica en menores de cinco años es de 10,8%, mientras que, en Bogotá, la cifra asciende al 13%.
Por ello, se estableció una alianza estratégica intersectorial con la Secretaría Distrital de Salud y de Integración Social, la Fundación Éxito, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Fundación Santa Fe de Bogotá para trabajar una intervención en salud pública para población menor de un año en riesgo y con desnutrición crónica en tres localidades de Bogotá con mayor número de casos: Engativá, Kennedy y San Cristóbal.
Durante 18 meses se realizaron intervenciones y un estudio analítico que permitieron determinar que sí es posible recuperar a los niños que sufren desnutrición crónica, siempre y cuando esta se haga en los primeros 1.000 días de vida. Además, como parte de los resultados, se creó la primera guía en el país para la implementación de acciones intersectoriales efectivas que prevengan que los niños menores de un año padezcan o estén en riesgo de sufrir esta condición.